Mousse de café

https://www.shoothecook.es/mousse-cafe-4-ingredientes/

La repostería puede ser definida como un arte, ya que requiere de mucho cuidado, dedicación y buenos ingredientes. Cuando hablamos de buenos ingredientes también nos referimos a la oportunidad de innovar y probar nuevos sabores. Por ello, en esta oportunidad queremos hacer énfasis en uno que tiene un intenso aroma y sabor, pero además combina siempre bien con el dulce: el café.

 

El café cuenta con propiedades organolépticas que mejoran el sabor de los postres caseros y lo convierte en un verdadero protagonista. Es un ingrediente que se puede añadir de manera genial con el chocolate, ya sea negro o con leche. Asimismo, tiene la capacidad de intensificar sus aromas, por ello se utiliza como simple potenciador de matices para las especias y esencias aromáticas más recomendadas en pastelería.

 

El café se puede aprovechar en sus distintas presentaciones tales como en grano molido, entero o descafeinado, incluso directamente salido de la cafetera. Respecto a texturas todo depende del tipo de receta que vayamos a elaborar. En el caso de niños o invitados que les afecte la cafeína, solo utiliza café descafeinado. Pero después, para disfrutar al máximo de él te recomendamos usar el café de calidad que más te agrade.

Desde Golosolandia ya preparamos muchas recetas excelentes con café, así que a continuación te presentamos una para sumar a tus postres.

 

Mousse de café: ingredientes

 

– 2 cucharadas de café instantáneo Mocay

– 1 sobre de gelatina neutra

– 3 cucharadas de agua fría

– ½ litro de leche

– 125 cl. de crema de leche

– 4 cucharadas de azúcar

– 1 cucharadita de esencia de vainilla

– 40 gr. de chocolate con leche rallado

 

Mousse de café: Materiales

 

– Bol o recipiente para disolver la gelatina

– Espátula

– Recipiente para hervir la leche

-Batidora de varillas para preparar la crema a punto de chantilly

 

Preparación

 

Empezamos calculando los tiempos y temperaturas. En un bol disolvemos la gelatina con 3 cucharadas de agua fría. A la par, podremos al fuego ½ litro de leche hasta que hierva. Una vez haya hervido, añadiremos la gelatina disuelta y revolvemos hasta que se integre por completo.

 

A esta mezcla añadiremos el café instantáneo, el azúcar y la esencia de vainilla. Luego, retirar el recipiente del fuego. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y guardamos en la nevera. Mientras esperamos que la mezcla se solidifique, montaremos la crema de leche a punto de chantilly con una batidora eléctrica y lo reservamos en nevera.

 

Cuando la mezcla de leche, gelatina y café ya se haya solidificado, integramos suavemente con una espátula el chocolate rallado y la crema de leche que habíamos guardado previamente.

 

Vertemos la mezcla en copas o el recipiente que hayamos escogido y enfriamos en nevera hasta el momento de presentarlas. Para mejorar la presentación, te recomendamos colocar virutas de chocolate o granos de café en la superficie del emplatado.