El postre de vainilla sin azúcar y sin huevo es perfecto para el desayuno, la merienda o el postre. Puedes servirlo frío o templado, y decorarlo con fruta fresca, mermelada sin azúcar o chocolate rallado para darle un toque más dulce. Te aseguro que es un postre muy ligero y refrescante.

Para hacer este postre de vainilla necesitarás los siguientes ingredientes (para 4 raciones):

  • 200 ml de leche (1 taza).
  • 300 ml de nata o crema de leche (1+1/2 tazas).
  • 10 gr de gelatina neutra o grenetina (1 cucharada).
  • Edulcorante al gusto.
  • Esencia extracto o aroma de vainilla al gusto.
  • 100 ml de agua (1/2 taza).

El proceso es muy fácil, solo tienes que seguir estos pasos:

  1. Hidrata la gelatina en un bol con el agua fría durante unos 10 minutos o hasta que se forme una esponja.
  2. Calienta la leche en un cazo a fuego medio junto con el edulcorante y la vainilla al gusto. No hace falta que hierva, solo que se disuelva el edulcorante.
  3. Añade la gelatina hidratada al cazo y remueve bien hasta que se disuelva por completo.
  4. Retira del fuego y deja templar un poco la mezcla.
  5. Monta la nata o crema de leche con unas varillas eléctricas hasta que tenga una textura firme y cremosa.
  6. Incorpora la mezcla de leche y gelatina a la nata montada poco a poco y con movimientos envolventes para que no se baje.
  7. Vierte la preparación en 4 moldes individuales o en uno grande y refrigera durante unas 4 horas o hasta que cuaje.
  8. Desmolda el postre con cuidado y decóralo a tu gusto.
  9. Disfruta de tu postre de vainilla sin azúcar y sin huevo.

Aquí tienes mi versión en vídeo con todos los trucos para que lo disfrutes al máximo:

Espero que te haya gustado esta receta y que la pruebes en casa.