Un postre refrescante y delicioso.

El cóctel de moda en su versión mas dulce. El sabor de tu gin tonic en una tarta, además la textura de mousse colabora en aportar una sensación de suavidad además del sabor cítrico que nos aporta el limón.

Si nos ponemos a estirar el nombre como en los restaurantes de noventa tenedores podríamos decir que se trata de una base de bizcocho de almendra cubierta con una esponjosa mousse de limón coronada con una gelatina de gin tonic.
Preparamos esta tarta para el cumpleaños de un amigo así que desde aquí también te decimos felicidades “miguelito”, como os podéis imaginar fue un rotundo éxito y tras una copiosa cena el postre fue devorado con fervor casi religioso. Y ahora os enseño a que vosotros también sorprendáis algún día especial con este super postre, además el gin tonic ultimente gusta a todo el mundo así que es la tarta perfecta para una cena de adultos.

Ingredientes:

  • Para la base:
    • 200 gr de azúcar.
    • 250 gr de almendra molida.
    • 4 huevos.
    • Ralladura un limón.
  • Mousse de limón:
    • 500 ml de nata líquida.
    • 3 claras de huevo.
    • 150 gr de azúcar.
    • 6 hojas de gelatina neutra.
    • 1 limón y medio.
  • Cobertura de gin tonic:
    • 8 hojas de gelatina neutra.
    • 100 ml de agua.
    • 150 gr de azúcar.
    • 80 gr de zumo de limón.
    • 200 gr de tónica.
    • 250 gr de ginebra.

 

Vamos con la receta paso a paso:

  1.  Empezamos preparando la base de bizcocho de almendra:
    • Separamos las claras de las yemas de los huevos, y montamos a punto de nieve las claras.
    • En otro recipiente batimos bien las yemas junto al azúcar. Hasta que tengamos una crema espumosa y blanquecina.
    • A esta mezcla de yema le agregamos, la almendra molida, la ralladura de limón y luego mezclamos. Como se una pasta muy densa podemos ayudarnos amasando con la mano.
    • A esta pasta (muy densa) vamos añadiendo las claras poco a poco. Aunque os parezca que no mezcla ir poco a poco añadiendo y removiendo para que vaya cogiendo su humedad, finalmente lograreis incorporarla toda y obtener una crema uniforme.
    • Preparamos el molde a utilizar forrándolo con papel de horno o untándolo con mantequilla.
    • Rellenamos el horno con la crema y horneamos a 180º (horno precalentado previamente), estará listo cuando al pincharlo con un palillo este sale limpio. Tarda entre 45 y 60 minutos.
    • Opcionalmente podemos preparar un poco de líquido para emborracharlo: Solo tienes que calentar medio vaso de zumo de limón con un poco de agua y una cucharada de azúcar, cuando ya este caliente agregamos un chorro de ginebra. Pinchamos el bizcocho con un palillo para que el líquido penetre mas y con el líquido humedecemos toda la superficie.
  2. Ahora preparamos la mousse de limón:
    • Ponemos las hojas de gelatina en un plato con agua fría para que se vayan hidratando. Reservamos 15 minutos al menos.
    • Rallamos la piel de limón y exprimimos el zumo.
    • Calentamos el zumo y agregamos la gelatina y removemos par que se deshaga.
    • Montamos la nata (recordar que ha de estar muy fría), a la mitad del montado le agregamos la mitad del azúcar (75 gr) sin parar de batir. Una vez bien montada reservamos.
    • Montamos las claras a punto de nieve y también a la mitad del montado agregamos el resto del azúcar (los otros 75gr).
    • Mezclamos la nata con el zumo removiendo suavemente.
    • Esta mezcla la sumamos a las claras y removemos también con suavidad hasta que se junten en una crema uniforme.
    • Ahora añadimos esta pasta espumosa a nuestro molde sobre la base , y reservamos en la nevera o refrigerador.
  3. Vamos con la cobertura para nuestra tarta de gin tonic:
    • Colocamos 8 hojas de gelatina neutra en un plato con agua fría y reservamos durante al menos 15 minutos para que se hidraten.
    • Calentamos el agua de la cobertura junto al azúcar y removemos bien para que se deshaga.
    • Una vez caliente incorporamos la gelatina y removemos.
    • Añadimos el zumo de limón la tónica y la ginebra, mezclamos. Reservamos y dejamos que se vaya templando.
    • Cuando la mousse que preparamos antes esté bien dura y cuajada (puede tardar unas horas y si quieres puedes hasta prepararla el día anterior) le vertemos el líquido de gin tonic por encima, recomiendo hacerlo suavemente.
    • Dejamos en la nevera o refrigerador hata que esta capa de gelatina cuaje.
  4. Cuando sea el momento de servir desmóldala con cuidado y a decora con una piel de limón para darle el toque estético definitivo a tu tarta de gin tonic.

Te enseño aquí la receta en vídeo para que ves en movimiento todos los pasos y te quede este estupendo postre perfecto:

Tarta de gin tonic

Tarta  de gin tonic, recetas de postres elaboradas por Pelayo Fernández.