Un postre divertido perfecto para fiestas y eventos.

Un dulce perfecto para niños y mayores, como podemos decorarlos con múltiples cosas diferentes gustarán a todo el mundo.

¿Que os parece la idea de hoy? Aunque España tiene gran historia en descubrir las virtudes de ponerle un palo a algo ya existente (vean la fregona o el chupachups), en este caso creo que no nos podemos colgar la medalla.
No deja de ser mas que un pequeño pastel en la cumbre de un palito, esto hace muy fácil disfrutar de un dulce de un mordisco o dos. Es divertido y además de fácil quedan muy ricos.
Otra ventaja es que al no necesitar horno ni cosas complicadas podemos prepararlos con ayuda de los peques de la casa, siempre es bueno tener disculpas para hacer cosas juntos.

Ingredientes para unos 16 o 18 cakepops:

  • 6 magdalenas.
  • 2 cucharadas de queso crema (queso de untar).
  • Chocolate para derretir.
  • Decoración: virutas de chocolate, azúcar coloreado, frutos secos picados, etc.
  • Para los palos de los cakepops podemos fabricarlos dividiendo un palillo de brocheta en tres partes iguales.

 

Receta muy fácil paso a paso:

  1. Empezamos partiendo con ayuda de un cuchillo grande cada uno los palillos de brocheta en tres palos mas cortos. Estos serán nuestros palos para los cakepops.
  2. En un bol amplio colocamos las magdalenas quitándoles el papelito.
  3. Desmenuzamos bien las magdalenas hasta tener solo migas pequeñas.
  4. Añadimos las dos cucharas de queso y amasamos hasta obtener una bola de masa.
  5. Calentamos en una taza de café un poco de chocolate unos 0 gr es mas que suficiente. El objetivo es que el chocolate se funda para lo cual lo mejor es darle caña unos 20 segundos en el microondas, remover y repetir la operación hasta que este del todo líquido.
  6. Ahora cogemos un poco de la masa que hemos preparado, y formamos una bola en la palma de la mano, cogemos un palo de los que hemos cortado le sumergimos en el chocolate la punta y lo clavamos (esto hace que la bola no se suelte). Colocamos este chupachups casero que hemos hecho en algún sitio que se sostenga una taza por ejemplo, o mejor aún lo pinchamos en un trozo de porexpan.
  7. Reservamos en la nevera o refrigerador al menos dos horas.
  8. Fundimos chocolate otra vez, 100 gramos al menos.Sacamos los cakepops de la nevera y sumergimos uno sujetándolo por el palo y recudiendo un poco para que la capa sea fina, luego volvemos a dejarlo donde lo teníamos.
  9. Cuando hayan pasado un par de minutos “secando” las pasamos por un cuenco donde tengamos las virutas o pedacitos con lo que queramos decorarlos.
  10. Finalmente los dejamos en la nevera al menos otra hora para que cojan la resistencia adecuada nuestros delicioso cakepops sin horno.

PD: es muy útil reservar el porexpan de algún producto que hayamos comprado, por que recortándolo nos dará mucho juego para clavar nuestros palos.yo he reutilizado el de una tele y ya veis en el vídeo como lo utilizamos. Un truco fácil útil y barato.

Aquí os dejo el vídeo para que veáis con vuestros ojos lo fácil que es elaborar cakepops sin horno. Vídeo receta en HD:

Cakepops sin horno

Cakepops sin horno, recetas de dulces elaboradas por Pelayo Fernández.